Nyu

lunes, 8 de agosto de 2011

Extrañando

El cariño que siento por ti no se ha ido, soy intensa, no podría ser de otra manera. Varias entradas atrás, aún mencionaba a ED, ese hombre que me jodió la vida; ya que, a causa de él, empecé a notar los defectos de cada hombre al que he conocido. El se convirtió en mi parámetro y me pasé años intentando encontrar a alguien que me hiciese sentir igual, alguien como tú.

Pero me saliste tan tímido y mis muchas heridas hacen que actúe con frialdad y cautela, ¿ de qué otro modo podía ser, Gon? Puedo llegar a decir que no pierdo nada intentándolo, más no puedo engañarme. Me sanaste, de tantas formas, pero la cicatriz gigante que está adherida a mi alma, esa es mucho más difícil de quitar.

Alguno diría que es muy fácil, que me complico la vida, pero, ¿qué saben ellos? ¿qué pueden saber tus amigos? Es más, ni deberías escuchar a un hombre que ha fracasado en el amor, ese dolor tan fresco tan sólo le hará envenenarte el alma, porque a sus ojos, todas somos iguales.
Pero una persona que recién llega a tu vida es eso, una extraña, aquello que yo soy. No tengo mucho a lo que sostenerme, salvo este ligero amor.

Y soy una cría, tan inocente en ese aspecto, como no podrías imaginarte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada